Prevención de alergias en el trabajo

Abr 04

¿Cómo prevenir las alergias en el entorno laboral?

La primavera ya está aquí. Es hora de tomar medidas de prevención para evitar las alergias en el entorno laboral. Te explicamos a continuación cómo hacerlo.

La alergia primaveral puede llegar a ser un problema grave y un obstáculo en el desempeño de las tareas normales, dentro del entorno laboral. Se trata de una reacción de nuestro organismo, al entrar en contacto con sustancias consideradas nocivas. Lo padecen las personas alérgicas, pero además, cualquier trabajador puede presentar síntomas.

 Alergias en el entorno laboral
¿Cuáles son las reacciones?

Durante la época primaveral, las mayoría de las reacciones de producen debido a la interacción con el polen y el polvo. El primero, muy presente en el aire que respiramos. Sobre todo durante la época en que la polinización es mayor. Estos días se concentran entre los meses de marzo y junio. Varían según la ubicación geográfica.

Los síntomas más comunes son:

-Picor de ojos y nariz.

-Tos.

-Rinitis: obstrucción de las vías nasales.

-Moqueo y congestión nasal.

-Ahogo.

-Lagrimeo.

-Reacciones en la piel: salpullido, enrojecimiento…

Mascarilla para la prevencion de riesgos laborales
Medidas preventivas

Algunas recomendaciones para evitar las alergias primaverales, muchas de ellas de obligatoriedad para las empresas, pueden ser, por ejemplo: 

  1. Etiquetar los productos. Todos aquellos productos o compuestos que puedan representar un riesgo, deben estar debidamente identificados. El objetivo es poner en conocimiento al trabajador de las sustancias con las que entrará en contacto, y así prevenir una posible reacción.
  1. Equipo necesario. La empresa debe dotar a los trabajadores del equipo de trabajo necesario. Con el objeto de que la interacción con posibles elemento tóxicos se lleve a cabo de manera segura. El trabajador debe contar con: guantes, cascos y uniforme correcto. Sobre todo en entornos rurales, empresas de la alimentación, manipulación de alimentos, flores, entornos propensos al polvo, etc.
  1. Consultar al médico. Se debe acudir a un alergólogo o neumólogo, cuando se presenten síntomas. En la mayoría de los casos, el uso de antialérgicos puede ayudar a prevenir las reacciones, las enfermedades y posibles bajas laborales.

Alergias en el entorno laboral en primavera

Cuando la alergia persiste, el trabajador está en derecho de solicitar un cambio de puesto dentro de la empresa. En la búsqueda de un entorno laboral menos perjudicial para su salud.

En casos extremos, cuando los síntomas alérgicos no pueden ser neutralizados, es recomendable cambiar de empresa, o, incluso, de sector laboral. Después de que se realice la comprobación de que en efecto se trata de una enfermedad profesional.


Artículos relacionados
Prevención de riesgos durante las olas de calor
Prevención de riesgos laborales en el sector agrícola
Las 5 claves de la OMS para un entorno de trabajo saludable

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *