Sep 05

Ya está aquí Septiembre y con él llega la vuelta al trabajo. Si tienes una empresa te interesa saber que en Septiembre todos los trabajadores suelen bajar el rendimiento por varias razones y una de ellas, es la vuelta de vacaciones. Y tú no vas a ser menos, vuelves de vacaciones y retomas la rutina de trabajo encontrándote con que hay bastante trabajo acumulado. En la entrada de hoy intentaremos que el síndrome postvacacional te afecte lo menos posible.

Delegar trabajo

Todos los trabajadores con altos cargos deben dominar muy bien la delegación y SABER cuándo tienen que delegar trabajo. Esto es esencial para mantener un alto grado de productividad a nivel personal y a nivel organizacional.Comprender cómo y cuándo asignar la responsabilidad a los demás es esencial para mantener un alto grado de productividad, tanto a nivel personal como organizacional.

Para ello, es necesario construir un equipo con gente de confianza y eficaz en su trabajo. La confianza es básica para delegar trabajo y además también te quitará carga aumentando tu satisfacción laboral y haciéndote más fácil esa vuelta a la rutina.

No tengas miedo a delegar

Como ya hemos comentado, delegar aumenta la eficacia y la productividad, pero no todos están dispuestos o pueden delegar. ¿Por qué?

  • Pueden querer delegar, pero temen que su equipo esté demasiado sobrecargado si lo hacen.
  • Creen que es más rápìdo y simple si lo hacen ellos mismos.
  • Temen que si delegan responsabilidades, su propio jefe pensará que no pueden manejar su carga de trabajo.

Guía de cómo delegar  de manera efectiva

1. Saber cuándo 

La delegación ocurre a lo largo de un proceso. El nivel más bajo de delegación ocurre cuando le dices a otras personas qué hacer. Pero la forma más poderosa de delegación se da cuando puedes ceder la mayor parte de tu control sobre el proyecto a alguien de tu equipo. Saber cómo delegar trabajo ayuda a comprender cómo conectar a las personas con tareas que permitan el mejor uso de su talento. Y cuando se realiza de una manera correcta, garantiza que obtendrá el mejor resultado.

2. Identificar a la mejor persona para delegar ese trabajo

Tienes que pasar la responsabilidad al miembro de tu equipo correcto para que este proceso de delegación funcione. Ya que el objetivo es crear una experiencia positiva. Ten en cuenta y valora las habilidades de cada uno de los miembros de tu equipo, su disposición a trabajar y sus intereses. Todos y cada uno de nosotros si estamos interesados en algo, llevamos la tarea de manera más efectiva.

También es importante saber cómo de ocupados están los empleados antes de delegar.

4. Ser claro y específico sobre el trabajo

Es fundamental explicar por qué el trabajo delegado es importante y necesario, qué esperas de ellos y cuándo. Si saben todo esto y te conocen, será más probable que cumplan con los requisitos.

5. Apoyar a los empleados

A veces los empleados necesitan ayuda para ver lo que están haciendo bien y cómo mejorar. Dar y recibir comentarios es una parte esencial de la delegación.

A lo largo del proyecto, pregunta periódicamente a tus empleados si necesitan ayuda o aclaraciones, interésate. Deja claro que confías en que hagan el trabajo y desea crear un espacio para que hagan preguntas y ofrezcan comentarios, que haya interactividad. Esta retroalimentación te ayudará a refinar la forma en que delegas el trabajo.

6. Demuestra tu aprecio

Durante el control del proyecto, reconoce que tus empleados están progresando hacia el objetivo. Es muy importante celebrar los pequeños avances para aumentar la motivación en el equipo. De esta forma los trabajadores serán más efectivos y se implicarán mucho más.

Síguenos!

Si te ha interesado este artículo no dudes en pasarte por nuestro blog 

Encuéntranos en Facebook y entérate de todas las novedades.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *