Como siempre decimos en nuestro blog, la seguridad en el trabajo es uno de los elementos más importantes, hoy vamos a conocer si está bien compartir EPIS.

Ago 02

Como siempre decimos en nuestro blog, la seguridad en el trabajo es uno de los elementos más importantes, por eso es importante conocer qué dice la normativa sobre compartir EPIS para trabajos en altura. Muchos trabajadores suelen compartir sus EPIS entre ellos y hoy vamos a ver los riesgos que ello conlleva.

Todo lo relacionado con los EPIS está regulado por el Real Decreto 773/1997, de 30 de mayo, sobre disposiciones mínimas de seguridad y utilización por los trabajadores de equipos de protección individual. Por ello, para saber hasta qué punto está permitido por ley o no compartir EPIS para trabajos en altura, hay que analizar bien lo que dice la legislación.

Definición de EPIS según la normativa

Tal y como define el artículo 2 del RD 773/1997, se entiende por equipo de protección individual cualquier equipo destinado a ser llevado o sujetado por el trabajador para que le proteja de uno o varios riesgos que puedan amenazar su seguridad o su salud, así como cualquier complemento o accesorio destinado a tal fin.

¿Qué dice la ley sobre compartir EPIS?

En este caso, la normativa es un poco ambigua, ya que realmente nunca especifica de manera exacta que se pueden compartir EPIS. No obstante también aclara que en el caso en que sea necesario la utilización de un equipo por varios trabajadores, se deben adoptar las medidas necesarias para que ello no origine ningún problema de salud o de higiene a los diferentes usuarios.

Por lo que aquí, la ley hace referencia a la responsabilidad del empresario para adoptar las medidas necesarias para garantizar que se cumplen con las condiciones antes mencionadas de salud e higiene en el caso de que se compartan EPIS. Así, tenemos que la normativa no prohíbe de forma expresa prestar elementos a compañeros de trabajo como un chaleco o un casco, como resultado esto para el empresario supone un mayor coste el mantener en perfectas condiciones higiénicas un EPI que facilitar uno a cada empleado.

En general, se entiende que estas circunstancias pueden darse en determinadas situaciones en las que el uso del EPI está limitado a un corto periodo de tiempo.

Las circunstancias que exijan el uso de EPI por varias personas deben estar adecuadamente justificadas y documentadas.

Siempre se deberá garantizar que el grado de adaptación por parte del equipo a cada uno de los posibles usuarios sea adecuada para que permita protegerlos a todos de igual manera.

Síguenos!

Si te ha interesado este artículo no dudes en pasarte por nuestro blog 

Encuéntranos en Facebook y entérate de todas las novedades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *