desconectar del trabajo en vacaciones

Ago 13

Aunque pareciera ayer cuando comenzó el año, la calor, entre otros, ha hecho de su presencia para hacernos ver que estamos ya en pleno mes de agosto. Para muchos han llegado por fin esos días merecidos de descanso que nos permiten las recargar pilas para el resto del año. Resulta obvio que todos merecemos relajarnos y, sobre todo, desconectar del trabajo en vacaciones con planes como viajes, ir a la playa, piscina, salidas con amigos o pareja…

Las vacaciones son un periodo fundamental para cada uno de nosotros, de hecho, la importancia del descanso consiste en una mayor salud mental. Gracias a este periodo, nuestro estado anímico será mayor, aspecto que se hará notar en nuestra actividad laboral.

Asimismo, esta etapa resulta primordial para evitar uno de los problemas más destacados en nuestra sociedad, el estrés laboral. Si bien es cierto que resulta muy complicado desconectar totalmente de nuestro puesto laboral, ya que siempre suele surgir algún imprevisto, hay que intentarlo en su mayor medida.

Consecuencias de no desconectar del trabajo en vacaciones

Está demostrado científicamente que aquellas personas que no consiguen  descansar lo suficiente del trabajo se sentirán cansadas. Este hecho provocará un deterioro tanto del bienestar físico como del psicológico del individuo. Los síntomas a sufrir, como pueden ser la ansiedad, depresión, agotamiento, etc., son percibidos por aquel colectivo perteneciente a nuestro entorno más cercano. Normalmente, aquellas personas cansadas pueden mostrarse irascibles con el resto, así como desmotivadas ante aquellas actividades de ocio, pudiendo este hecho afectar a las relaciones afectivas o generales con el propio entorno.

Consejos para conseguir la máxima desconexión

Con el objetivo de descansar al máximo y recargar energías para un funcionamiento pleno a tu vuelta de vacaciones, te ofrecemos los siguientes consejos:

  1. Evita el móvil de empresa: lo ideal es llegar a un acuerdo con tus compañeros para que estos solo contacten contigo en caso urgente. Tienes que esquivar la tentación de estar atento a los emails o llamadas que se hagan a tu móvil de empresa.
  2. Relaciónate con tus familiares, amigos o pareja: tomarte un café, salir a cenar o ir a la playa son planes geniales que nos permiten disfrutar en persona de aquellas personas que queremos.
  3. Actividades que ayuden a relajarte: realiza aquellas actividades que te gusten y te hagan relajarte, como pueden ser el ejercicio físico, los paseos, escuchar música, leer, etc.
  4. Intenta reducir al máximo los pensamientos relacionados con el trabajo: el distanciamiento psicológico te hará disminuir la fatiga e incluso, obtener más ideas a tu vuelta.
  5. Plantéate nuevos retos: gracias a esto obtendrás nuevos conocimientos, satisfacción y, probablemente, nuevas competencias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *