el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades, recomienda el uso de mascarilla también a asintomáticos.

Abr 08

La crisis sanitaria a la que nos estamos enfrentando obliga a los países y entidades a cambiar sus tácticas conforme se van conociendo nuevos datos. Así, el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades, recomienda el uso de mascarilla también a asintomáticos.

Europa recomienda el uso de mascarilla también a asintomáticos

Si bien hasta ahora el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades, aconsejaba el uso de mascarilla a sanitarios y a enfermos con síntomas, en previsión de posibles contagios por contacto con personas asintomáticas, ha reconocido que pueden resultar útiles para toda la población.

Así, recomienda el uso de mascarillas siempre que se visiten espacios ocupados y cerrados, como supermercados, centros comerciales o en el transporte público.

Asimismo explican desde la entidad, que se debe dar prioridad a las máscaras médicas para su uso como equipo de protección personal por parte de los sanitarios dada la escasez de las mismas.

España, se plantea el uso de mascarillas por toda la población

El gobierno de España, por su parte, se plantea contar con la medida del uso de mascarillas para toda la población.

Actualmente, en España, las mascarillas son utilizadas por los trabajadores del sector sanitario, los trabajadores que siguen en activo pese al estado de alarma así como todos aquellos que por prescripción médica han de llevarla.

El uso de la mascarilla como medida de prevención contra el COVID-19

Utilizar la mascarilla reduce en gran medida las probabilidades de contagio ya que rentendrá la mayor parte de las microgotas infectadas.

Estas mascarillas deben contar con unos estándares de calidad y las homologaciones necesarias ya que una mascarilla que no cumpla con estos requisitos puede ser contraproducente.

Por poner un ejemplo, la OMS ha avisado de que las mascarillas de algodón podrían llegar a ser una potencial fuente de infección.

Esto se debe a que la tela de algodón retiene las microgotas y las mantiene ahí, generando una fuente de infección.

Así, las mascarillas deben contar con los estándares mínimos, UNE EN 14683 en el caso de las mascarillas quirúrgicas y UNE EN 149 en el caso de las FFP2.

En todo caso, utilizar una mascarilla no puede conllevar una falta de responsabilidad y una sensación de seguridad total, ya que esto puede llevar a que nos contagiemos al realizar actuaciones poco seguras.

Llevar mascarilla es una forma de ayudar a prevenir el contagio, siempre que sea utilizada junto al lavado de manos constante y no tocarse la cara.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *