evaluación de riesgos laborales

Abr 03

ASPECTOS BÁSICOS SOBRE LA EVALUACIÓN DE RIESGOS LABORALES

¿En qué consiste la evaluación de riesgos laborales?

La evaluación de riesgos laborales es el proceso basado en el análisis de los posibles accidentes en el espacio de trabajo. Este examen debe recoger todos y cada uno de los posibles peligros a los que está expuesto el empleado, sin ningún tipo de excepción. Una buena prevención no solo evitará cualquier conflicto de índole legal, también podrá garantizarle un buen rendimiento de sus empleados y prevenir diversas problemáticas.

En caso de no identificar todos los riesgos conllevaría un incumplimiento de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales.

La evaluación como base de la actividad preventiva

Para poder poner medidas a los posibles problemas que puedan aparecer en el ámbito laboral, en primer lugar, necesitarías ante todo saber cuáles son los percances que pueden ocurrir. Tras esto, se deben tomar todas las medidas aplicables que sean acordes a las exigencias legales. En ese caso conseguiríamos que el riesgo esté “controlado”.

Tipos de evaluación

Siguiendo el informe del Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo, las evaluaciones posibles a realizar se pueden agrupar en cuatro bloques diferentes:

  1. La evaluación de riesgos que ha sido impuesta por la legislación específica.
  2. Aquella evaluación de riesgos para la cual no hay una legislación concreta pero siguen la normativa de Organismos Oficiales u otras entidades. También puede ser aquellas regidas por normas internacionales, europeas o nacionales.
  3. Evaluación de riesgos que solicitan métodos específicos de análisis.
  4. Evaluación general de riesgos.

La revisión del plan

Antes de la debida implantación del plan de actuación, este debe someterse a revisión. Para ello, se deben considerar las siguientes variables según el documento mencionado anteriormente:

  • Si los niveles de riesgo serán admisibles con las medidas tomadas.
  • Si existen nuevos peligros con el asentamiento del nuevo sistema de control.
  • Cómo se ven afectados los trabajadores, así como su opinión, sobre las medidas aplicadas.

Asimismo, es necesario saber que la evaluación de riesgos es un proceso constante sometido a cambios si es necesario. Además, se precisa estar informado sobre las modificaciones de las condiciones de trabajo, ya que con ello cambiarán a su vez los riesgos y peligros.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *