obligaciones de los trabajadores según la Ley 31/1995

May 18

En el post anterior de GSL Prevención hicimos mención a todos aquellas pautas requeridas por los empresarios en materia de PRL, es decir, las obligaciones de estos según la Ley 31/1995. Por su parte, en esta publicación trataremos hoy cuáles son las obligaciones de los trabajadores según la Ley 31/1995.

¿Cuáles son las obligaciones de los trabajadores según la Ley 31/1995?

Siguiendo la normativa de la Ley 31/1995 en el BOE, estas son las obligaciones del empleado según la Ley 31/1995:

  1. Cada empleado tiene la obligación de proteger su salud y seguridad propia en el trabajo, así como velar por la de aquellas terceras personas que puedan verse afectadas por el desarrollo de su actividad, consecuencia de sus actos o incluso negligencias durante la ocupación. Esta tarea debe ser realizada dentro de sus posibilidades y a través de la ejecución de las medidas de prevención debidamente adoptadas.
  2. Los empleados, conforme a las instrucciones del empresario, así como en consonancia con su formación, deberán:
    • Usar las herramientas, sustancias peligrosas, máquinas, equipos de transporte, aparatos, así como otros objetos necesarios para la realización de sus labores, de manera adecuada y teniendo en cuenta la naturaleza y riesgos previsibles.
    • Emplear de manera adecuada y de acuerdo a las guías establecidas por el empresario, los medios y  los equipos de protección facilitados por el empresario.
    • Garantizar la instalación de medios necesarios para el desarrollo y funcionamiento de las actividades a realizar en los lugares correspondientes. Asimismo, no debe de interrumpirse el uso de dispositivos de seguridad existentes.
    • Informar de cualquier situación que pueda ser considerada, por motivos lógicos, como un riesgo para salud y seguridad de los trabajadores. Estos hechos deben ser advertidos de inmediato a cualquier superior jerárquico directo, así como a aquellos empleados designados a la realización de actividades de prevención y protección.
    • Cooperar en la labor de cumplimiento de aquellas responsabilidades constituidas por la autoridad competente, con el propósito de proteger la salud y seguridad de los empleados.
    • Contribuir, junto al empresario, en la función de establecer unas condiciones de trabajo seguras y sin riesgos para la seguridad y salud en el trabajo.
  3. En caso de incumplimiento por parte del trabajador de cualquiera de las obligaciones en materia de prevención de riesgo mencionadas anteriormente, supondría un incumplimiento laboral según lo dispuesto en el artículo 58.1 del Estatuto de los Trabajadores.
    Este incumplimiento puede suponer una responsabilidad administrativa, penal y civil, debido a los daños y/o perjuicios consciencia de la desobediencia de estas obligaciones.

Desde GSL Prevención queremos transmitir la necesaria y obligada colaboración, tanto de trabajadores como empresarios, en la mejora de las condiciones laborales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *