Seguridad en el Trabajo

Mar 19

La Seguridad en el Trabajo es uno de los aspectos más importantes y fundamentales de una empresa, ya que garantiza un buen rendimiento de los trabajadores, así como previene peligros en el quehacer laboral. Desde GSL Prevención queremos ofrecerle información sobre la trascendencia de esta área, la cual es más que una obligación legislativa, también es una responsabilidad moral.

Siguiendo los últimos registros anuales del Ministerio de Empleo, solo en 2016 se dieron 566.2355 accidentes de trabajo con baja laboral y 733.397 sin baja. Esto consideró un incremento del 2.6% de accidentes en el transcurso de 2015 a 2016. Asimismo, el número de accidentes mortales fueron 629, una cifra muy significativa.

La base para conseguir una buena Seguridad en el Trabajo está en seguir una serie de pautas básicas, las cuales podríamos clasificar de la siguiente manera:

  • En primer lugar, es imprescindible conocer cual es la normativa vigente de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales. Esta ley tiene como meta desarrollar las acciones necesarias que nos permitan anticipar los riesgos posibles en nuestros puestos de trabajo. Por lo tanto, nos facilitará información sobre aquellos riesgos presentes en nuestra empresa y que no consideramos, así como evitar aquellos que no han aparecido aún.
  • Tras estar documentados, precisamos revisar los hábitos en nuestro entorno de trabajo e identificar los posibles peligros. Para ello, tenemos que estudiar cómo usamos las herramientas que poseemos, si seguimos o no las instrucciones indicadas para tales utensilios, el estado de las instalaciones, etc.
  • Otro hecho a considerar es el facilitar orientación laboral, así como la formación para el empleado, ya que muchos de los accidentes laborales ocurren por desconocimiento del trabajador de diversas instrucciones o recomendaciones.

Por otra parte, los costos de los accidentes, así como de las enfermedades profesionales son muy costosos. La empresa se verá afectada en diversos ámbitos como los gastos económicos, formación de nuevos empleados, posibles atrasos en las labores… Además, las consecuencias podrán ser tanto indirectas como directa para la vida de los trabajadores y sus familias.

El cuidado de tus empleados es el cuidado de tu empresa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *