Síndrome de Burnout

Sep 07

Diariamente nos encontramos sometidos a un alto nivel de estrés. Este estrés, ligado a estilos de vida no muy recomendables propician la aparición del Síndrome de Burnout.

¿Qué es el Síndrome de Burnout?

El Síndrome de Burnout (traducido del inglés como “quemarse” o “consumirse”) es un tipo de estrés laboral caracterizado por agotamiento mental, emocional o físico que afecta, consecuentemente, a la autoestima. Está caracterizado por un proceso paulatino de pérdida de compromiso e implicación del empleado en las tareas que realiza.

En el ámbito laboral, por lo que se ha podido observar durante los últimos años, los profesionales que más sufren este tipo de estrés crónico son aquellos relacionados con el sector sanitario, administración pública o la educación debido a su grado de responsabilidad y exigencias.

¿Cuáles son los principales síntomas?

Para detectar el Síndrome Burnout es preciso tener en cuenta los principales síntomas de este:

  1. Se presencia un agotamiento físico y mental generalizado. Ejemplos de ambos serían, por ejemplo, la fatiga crónica, aumento/descenso de peso, estrés, ansiedad….
  2. La productividad laboral se ve disminuida y, junto a la desmotivación, se genera un círculo vicioso que se retroalimenta.
  3. Cambios en el comportamiento del trabajador que sufre dicho síntoma, puesto que muestran un mayor desapego e indiferencia que, evidentemente, se presencia a través de una reducción de compromiso.

Formas de enfrentarse y prevenir el Síndrome de Burnout

La combinación de los factores de riesgo relacionados con la organización junto a los personales propicia la aparición del Síndrome de Burnout. La estrecha relación de este síndrome con el estrés laboral hace que las medidas de control de ambos sean muy similares.

Desde GSL Prevención lo más apropiado para frenar este efecto sería identificar todas aquellas condiciones de trabajo que han hecho que se produzca dicho problema y modificarlas. En ciertos casos, será necesaria incluso la reubicación del empleado, asesoramiento psicológico o acompañar al trabajador en su puesto de forma que puedan rectificar los hábitos no convenientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *