uso del EPI

Oct 23

El uso del EPI, o equipos de protección individual, son totalmente obligatorios y necesarios para proporcionar adecuadamente la seguridad y salud de la empresa y sus empleados. ¿Conoces realmente qué son los EPI? Siguiendo el artículo 2 del Real Decreto 773/1997, los EPI son aquellos equipos que deben ser sujetados o llevados por los empleados con el fin de protegerse de uno o varios riesgos que puedan poner en peligro su salud o seguridad. Asimismo, estos serán usados como complemento o accesorio de aquellas acciones destinadas a dicho fin.

El uso del EPI es obligatorio para los trabajadores

Es preciso que los empresarios dejen siempre claro la obligatoriedad de los equipos de protección por parte de sus empleados. De hecho, siguiendo el artículo 10 del Real Decreto mencionado previamente, se afirma que los trabajadores, conforme a su formación y las instrucciones que reciban del empresario deberán:

  • Cuidar y utilizar correctamente todos y cada uno de los equipo de protección individual. Es preciso resaltar que no todos los puestos de trabajo cuentan con los mismos equipos y que todos ellos cumplen con funciones específica.
  • Tras el uso del EPI, este deberá ser guardado y colocado en un sitio designado para dicho material.
  • En caso de que se aprecie algún tipo de daño, anomalía o defecto que pueda hacer que el equipo de protección individual pierda su eficacia protectora, los empleados tienen la obligación de informar lo antes posible a su superior jerárquico.

Mantenimiento y utilización

Por otro lado, resulta fundamental dejar claro a los empleados toda la información relativa al uso del EPI y su mantenimiento:

  • La desinfección, mantenimiento, limpieza, desinfección, almacenamiento y utilización de cada EPI se llevará a cabo siguiendo las instrucciones del fabricante.
  • El tiempo de utilización del EPI se verá determinado normalmente por las siguientes condiciones:
    • La gravedad del peligro.
    • La frecuencia o tiempo de exposición a dicho peligro.
    • Según las condiciones del puesto de trabajo.
    • Las prestaciones del equipo en sí.
    • Todos aquellos riesgos adicionales, que no hayan podido evitarse, derivados de la utilización del equipo.
  • Los EPI  están destinados a un uso personal, de forma que la utilización de los mismos por varias personas podría darse de forma excepcional en caso de que las circunstancias lo exijan, así como se adopten a su vez medidas preventivas ante problemas de salud e higiene de los distintos usuarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contacto
close slider


He leído y acepto la política de privacidad