Vigilancia de la salud

Mar 09

Qué se debe tener en cuenta en la vigilancia de la salud

La vigilancia de la salud es una de las herramientas que emplea la Medicina del trabajo. Lo hace para monitorear y vigilar la repercusión que pudieran generar las condiciones laborales sobre la salud y el bienestar de la población trabajadora.

Teniendo en cuenta esta importante definición, la vigilancia de la salud debe estar integrada a los planes de prevención general de la empresa. Para hacerlo, se deben asumir con responsabilidad, algunos aspectos generales que estimulen la consecución de un ambiente de trabajo seguro. Siguiendo los criterios normalizados por la Ley de Prevención de Riesgos Laborales.

Vigilancia de la salud

5 pasos a seguir en la vigilancia de la salud

A continuación, algunos aspectos generales a tener en cuenta en tu entorno laboral. Recomendaciones del Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo, en materia de vigilancia de la salud:

  1. Los objetivos. Se deben establecer objetivos individuales y colectivos. Deben dirigirse a la evaluación de los riesgos, dentro del entorno laboral, y del estado de salud de los empleados.
  2. Las actividades. Para la persecución de estos objetivos, deben diseñarse y asignarse actividades, que, según las especificaciones legales, estén recogidas para tal efecto. Adaptadas también a la naturaleza de cada empresa.
  3. La realización. Contando siempre con personal cualificado para estas acciones. También se pueden externalizar, a través de la consultoría o servicios de prevención de riesgos laborales. Se trata de ejecutar las actividades diseñadas.
  4. Las conclusiones. Una vez establecidos los objetivos, diseñadas y ejecutadas las diferentes acciones, es imprescindible la elaboración de conclusiones.  Las recomendaciones que se desprendan de estas,  permitirán optimizar la vigilancia de la salud en la empresa.
  5. La evaluación. Deberán evaluarse las actividades realizadas, a fin de constatar que se hayan cumplido los objetivos planteados. O sea, debe estudiarse tanto el proceso como su impacto y los resultados conseguidos.

Siguiendo estos criterios, contribuirás en la conformación de un ambiente de trabajo saludable y seguro; adecuados, además, a las legislaciones y normativas oficiales reguladores, como la Ley de Prevención de Riesgos Laborales y el Reglamento de los Servicios de Prevención de Riesgos Laborales.

Pon en práctica estas sencillas y útiles claves dentro de tu filosofía empresarial, y cuéntanos tu experiencia con los resultados obtenidos.


Artículos relacionados:
¿Qué debe incluir un servicio mínimo de vigilancia de la salud colectiva?
8 claves legales de la vigilancia de la salud laboral
¿Quiénes son los trabajadores especialmente sensibles?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *